Publicaciones

Derecho Civil

Mitos y realidades sobre el cobro del IPC.

12/06/2009

UNIDADES DE MEDIDA QUE DEBEN USARSE EN LOS DOCUMENTOS
¿Cuántas veces hemos leído en un documento el símbolo “Mts2” utilizado como abreviatura de metro cuadrado?

La nueva Ley de Metrología, cuya entrada en vigencia fue a partir del mismo día de su publicación en la Gaceta Oficial del 1° de septiembre de 2005, estableció que el Sistema Legal de Unidades de Medida deberá emplearse en los documentos públicos, libros, textos educativos y registros de comercio, en toda clase de efectos mercantiles, títulos de créditos, actividades de publicidad o propaganda y, en general, en todos aquellos actos donde se mencione, cite o se requiera la utilización de unidades de medida, sin perjuicio de la validez de los documentos preexistentes a la entrada en vigencia de dicha Ley que utilicen unidades de medidas distintas al Sistema Legal de Unidades de Medida. También  estableció  que  las  autoridades competentes no
registrarán, autenticarán, reconocerán ni darán curso a los documentos o escritos donde se mencionen, citen o se utilicen unidades de medida distintas al Sistema Legal de Unidades de Medida, salvo que el interesado presente la respectiva autorización del Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio. Y por último, dispuso que esta norma debe ser publicada en un lugar visible de cada tribunal, oficina de registro o notaría pública. Estas disposiciones son casi iguales a las de la vieja Ley de Metrología de 1980, con la diferencia de que la ley derogada permitía utilizar unidades de medida distintas a las del sistema legal venezolano siempre que se expresara, entre paréntesis, su equivalencia en el sistema legal, mientras que la nueva Ley exige, en estos casos, una autorización del Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio.

Esto nos invita a refrescar conocimientos sobre cómo escribir correctamente los símbolos de las distintas unidades del Sistema Legal de Unidades de Medida, el cual rige en todo el territorio nacional y se basa en el Sistema Internacional de Unidades (SI) adoptado y recomendado por la 11ª Conferencia General de Pesas y Medidas (Paris 1960). Este Sistema se basa actualmente en siete unidades básicas, que son las siguientes:
· Longitud: metro (m)
· Masa: kilogramo (kg)
· Tiempo: segundo (s)
· Intensidad de corriente eléctrica: amperio (A)
· Temperatura: kelvin (K)
· Cantidad de substancia: mol (mol)
· Intensidad luminosa: candela (cd)

Las unidades más comunes en los documentos son: kilómetro cuadrado (km2), hectárea (ha), metro cuadrado (m2) y decímetro cuadrado (dm2), cuando hablamos de superficie; kilómetro (km), metro (m), decímetro (dm), centímetro (cm) y milímetro (mm), cuando hablamos de
longitud; tonelada (t), kilogramo (kg) y gramo (g), cuando hablamos de peso; metro cúbico (m3), litro (l), centímetro cúbico (cm3), cuando hablamos de volumen; día (d), hora (h), minuto (min) y segundo (s), cuando hablamos de tiempo; y grado (°) minuto (’) y segundo (’’), cuando hablamos de ángulos. Recordemos esta norma general de redacción: Las unidades se representan con símbolos, no con abreviaturas. Los símbolos no cambian cuando se trata de varias unidades, es decir, no debe añadirse una "s". Tampoco debe situarse un punto (".") a continuación de un símbolo, salvo cuando el símbolo se encuentra al final de una frase. Por lo tanto, es incorrecto escribir, por ejemplo, el símbolo de kilogramos como "Kg" (con mayúscula), "kgs" (pluralizado) o "kg." (con el punto). La única manera correcta de escribirlo es "kg". Esto se debe a que se quiere evitar que haya malas interpretaciones.

Ya no hablando de medidas sino de cantidades, especialmente de dinero, tenemos que un millardo es el número natural que se escribe 1.000.000.000,00 y cuyo nombre usual es mil millones. Esta palabra fue introducida por la Real Academia Española en 1995, a petición del entonces presidente de Venezuela Rafael Caldera, también miembro de la Academia Venezolana de la Lengua, y después de haber sido aprobada por la Asociación de Academias de la Lengua Española. La razón para introducirla era impedir que la palabra estadounidense "billion" fuera traducida por billón y contaminara la numeración vigente en Hispanoamérica. En Europa y gran parte de América Latina, un billón equivale a un millón de millones, o 1012. En Estados Unidos y Brasil, toma el significado de mil millones, o 109. Es lo que se entiende en gran parte de Europa como millardo.

Finalmente, cuando escribimos linderos, los puntos cardinales (Norte, Sur, Este y Oeste) van con mayúscula.

Comentarios ()
Cargando...
Comenta este artículo
Opina con tan sólo ingresar tu nombre y tu dirección de correo electrónico (este no será publicado).
Nombre:
Email:
Texto:
Registrar comentario »
<Volver a la lista
Para más información, contáctenos:
(0281) 276.8826
(0281) 276.0315

©1992–2019 Perez Burelli & Calzadilla Firma de Abogados

RIF: J-30183107-1. Barcelona, Venezuela

Versión móvil

por